lunes, julio 09, 2007

Actuación Para los Ancianos...

Ayer domingo agendaba la actuación para los ancianos del hogar número 16 de una conocida fundación por allá por Independencia.
En lo personal no me gusta mucho visitar hospitales ni fundaciones y no es por ser mala onda sino que sencillamente hay que ser cuidadoso y el recargo de energía es importante. Me mantuve distante aunque me llevaría una sorpresa.
Llegué a la hora, aunque como siempre perdida. No eran mis barrios, pero me acogió por unas horas. Una casona antiquísima ya me la quería yo para un centro cultural o como un colegio de Artes.
No hubo muy buena acogida pues no estaba la encargada, y no tenían mucha idea de que chuchas hacíamos allí. Traté de mantener la calma y no enfrascarme en peleas que no dan al caso, pero de pronto entre dos compañeros se armaría ahí un algo afortunadamente no enganche y seguí afinando los instrumentos.
Al comenzar los preparativos salían aromas a membrillo, a ratos me distraía y comenzaba a pensar en voz alta.
Terminado los preparativos al comedor llegarían varios viejitos y viejitas acompañados algunos de sus burros y sillas de ruedas unos más huraños que otros, unos cándidos y simpáticos, algunos tristes y las chicharras.
Un abuelito sufrió un accidente al correr las mesas, se dobló la pata de la silla y se fue de espaldas, la abuelita que estaba a su lado casi le da un coscacho a Doña Gabriela, pensando que esta lo había botado, increpándola diciendo "ves lo que hiciste" "a esto es lo único que vienen". Yo ajena a la escena pensando en todo mal...
Pasado el susto y un poco tensa por la espera, se decidieron a dar el pie inicial.
Con un repertorio absolutamente todo cambiado que no sirvió de nada el torpedo que había hecho a rápidas arriba del auto. Aunque afortunadamente podía leer la pancarta del director que estaba en el suelo pesé a la distancia.
El ánimo comenzó a subir y engancharon, comenzaron a dar palmas en cada estribillo.
Al terminar Doña Gabriela invita a una viejita que le recite el poema que se sabía entre vergüenza y sonrojo se lanzó y recito La Higuera de Juana Ibarbourou, completa y llena de agradecimientos y aplauso general.
Luego llegaría el poeta, otro abuelito que me sorprendió, atrasado excusándose que no le habían avisado y que estuvo durmiendo la siesta.
Comenzaron las cuecas y ya todo desbordaba en risas, comenzaron los brindis.
El poeta enganchó entre verso y verso y de pronto la Contrincante, una viejita que me sorprendió su agudeza. Y se armó un pié forzao entre los dos comenzaron a darse con puros versos. Cada cual con un talento.
Sorprendida y con la cara llena de risa.
La Abuelita del Gorro azul dijo "Anoche soñe que me moría y hoy estoy escuchando música chilena..."
Termino todo en una risotada general.

13 comentarios:

Trilce dijo...

Keka...plissss...envia los antecedentes pa lo del viernes......estaré esperándo.

Un abrazo.....vengo lueguito a comentar el post!!

luna dijo...

Buenas tardes, ¿algún día te dije que trabajo como responsable de la Unidad de Dependencia del Ayuntamiento? Te estaba viendo desde el post...una cosita para la reflexión, quizás: Se envejece como se vive, así que el viejecito chillón algo de chillón fue de joven y el amable , seguro que era amable de jovencito. ¿A qué todos preferimos al viejecito simpático?, pue pongámonos a ello...anden.

Mil besitos

Don Chere® dijo...

Creo que si hay algo que todavía me provoca ternura son los viejitos..no se disfruto con ellos, el tiempo con mis abuelos trato de exprimirlo, y si bien la gente tiende a mirarlos en menos, creo que por experiencia se siguen imponiendo.-

Cuídate.-

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

Hermosa labor esta de visitar a los abuelitos, cada uno de ellos con su caracter, que bien dicho lo tienen bastante fuerte.

Muchos cariños y sigue entregando música a los abuelitos

Vero dijo...

Que bakan, compartir con ellos simpre es un clase magistral, los odiosos, los chistosos como mi abuelo, los idiotas, los sordos, los ciegos, todos son diferentes, pero sin duda todos guardan un tremendo baul de sabiduria.
Algun dia estaras como esa viejita haciendole la pelea a algun viejo con tus verso.

Un beso amiga mia, gracias por tus saludos.

Eddy dijo...

Hola Keka

Me encanto el post recordè a mi abuelili,cuando puedo la acompaño en esas actividades,porque ahora existe los años dorados imaginate!!!son abuelitos de 80 años para arriba y disfrutan como niños eligen reinas con sus respectivos rey feos ,bailan,cantan,actuan,y algunos tienen hasta polola(o)y en fiestas como en la que participaste tu,se sirven un vinito navegado,me encanta esta actividad para ellos y a mi en lo personal me encanta ver a mi abuelili tan contenta,ojala yo pueda llegar a conocer como ella a mis tatara nietos uno es el Benjamìn....
Gracias por la invitaciòn ahi estarè sin falta!!!!

Cariños.......

VerónicaBas dijo...

Contradictorio lo que producen los abuelos, es dificil en los tiempos que corren hacerse cargo de ellos, mi abuela esta entrando en la etapa cenil mas dificil y yo no he podido acompañarla, creo que tratar con ellos es complicado cuando no se ha creado el laso, lo peor es que todos vamos hacia allá...

Al menos esta experiencia tuya termino bien, igual es grato compartir un momento, entregarles ese pequeño tiempo, solo que es un tema contradictorio para mi.

Un Beso!

Gracias por tus saludos en mi blog!!

~º Ale º~ dijo...

No sé si depronto se me vino la sensibilidad a flor de piel, o si fue el tibio rayo de sol que me topé cuando volvía de almorzar, o simplemente que más que pasar a leer, pasé a saludar. La cosa es que llego a tu blog y la música se coló desde mis audífonos hasta las venas, así que para justificar no irme tan pronto, comencé a leer y en un segundo me ví metida ahí entre los abuelos, la música y la poesía.

Ahora...como tengo que seguir trabajando...escucho una cueca más y continúo con la rutina diaria...fue un buen 'break' junto a mi café de la hora post-almuerzo.

Saludos...

Gil Mtz dijo...

Hay que regresarles algo de lo ellos nos dejaron....

Ahhhh no sabes como disfruto venir y escuchar música de tu tierra... me gusta escuchar música diferente.

SONRIE!!!

Pame dijo...

Sólo me queda un abuelo jejje pero está como lechuga el veterano, va a cumplir 80, y todavía trota, y trabaja en cosas de campo, le gusta la chicha y el tinto, y por sobre todo el guitarreo.

Nos juntamos a tomar mate de vez en cuando, como dice la Vero "Bakan!!".

Saludotes, me encanta que proyectes tu buena energía dando alegría con tu música.

Aplausos!!! clap clap clap

La Hormiguita Cantora dijo...

Siempre me han llamado la atencion los abuelitos de los hogares, pq parten medio huraños pero dp les sale toda la alegria como a los niños, pero nunca me atrevi mucho a trabajar con ellos dentro de los proyectos sociales en q me meti, pq tienen mucha nostalgia y me contagian facil por un par de dias...

Me alegra saber que colaboraste a que varios de ellos tuvieran una tarde tan entretenida.

Saludos y buen weekend! ;)

Luis Hoflejzer dijo...

Keka: hoy leí tu comentario en la página de HI5 y no pude dejar de sentir un dejo de nostalgia. Recordé los comienzos de la página de Backyardigans, donde cada visitante era una persona casi conocida y hasta era posible entablar un diálogo con ella. Ahora, entre las tres páginas, son casi 5000 las visitas diarias y si bien no dejo de emocionarme con los comentarios que me llegan,
con la gratitud de tantos padres, extraño esa sensación de cosa chiquita y tan nuestra.
Ven seguido, que eres muy parte de todo eso.
Gracias

José Luis dijo...

Esos lugares a pesar de todo lo que describes,al menos a mi me dan tristeza.