lunes, octubre 13, 2008

Canción...

Y yo te daba besos
sin darme cuenta
de que no te decía:
¡Oh labios de cereza!

¡Qué gran romántica eras!
Bebías vinagre a escondidas de la abuela.
Te pusiste como una celinda de primavera.
Y yo estaba enamorado de otra. ¿No vez qué pena?

De otra que estaba escribiendo
un nombre sobre la arena

2 comentarios:

Ahora Que Hice dijo...

¿y estas letras de donde vienen?, me pusieron en la nostalgia.

La_Keka dijo...

Corresponde a Federico García Lorca.
Poemas Sueltos.

Saludos.