lunes, junio 19, 2006

Cariño Malo

Ella..., me llamó por teléfono.
Preguntó de forma rabiosa con quien hablaba tanto, que hace horas trataba de comunicarse...
Yo, mientras tanto, respondía sus interrogantes...
De pronto al teléfono, un vacío...
me confidencia un hecho que a mi me mandó de espaldas...
Me cuestiono...,
Quería ser justiciera, policía, juez, asistente, verdugo...
No pudo continuar su relato, el llanto y los sollozos se apoderaban de su lengua... su habla... su sabia...
Me exigía ayuda...
Como quedarme indiferente ante su situación, no podía hacer oídos sordos...
Tampoco validar aquella acción...
Contuve el llanto... La Ira, La Pena, La Impotencia...
Comencé a consultar...
aunque me preguntaba, para qué le consulto?, si es evidente...
Fue violada, vejada, maltratada, golpeada, humillada en una madrugada de otoño...
por quién?... Su marido.

Sigo sin entender... El por qué de estas situaciones...
Cuál es la ira, la mierda que tienes dentro que logras actuar de esa forma...

No busco Victima, ni victimario...
Pero, no por eso te convertirás en escoria?...

Qué es lo que hace que él sacie sus instintos más bajos...
Y ella, dentro de sus interrogantes, se arrepienta de entablar una demanda,
baje su autoestima y tenga miedo en su propia casa?...

y aún quiere estar con él.......

Los mandé a terapia...
En carabineros al tribunal...

Me dejó sin habla, sin aliento...

1 comentario:

Paloma dijo...

En mi caso no fue para tanto, pero también le tenía miedo.... y como las abuelitas, pensaba aguantar todo, hasta el final. Él me liberó. Me dijo que ya no me amaba y se fue de la casa. Ahora se arrepiente, pero ya es tarde, porque ahora estoy viviendo la vida y estoy feliz.